Mielograma

Un mielograma es una prueba que permite comprobar si hay problemas en su conducto vertebral (o raquídeo), lo que incluye la médula espinal, las raíces nerviosas y el recubrimiento de la médula espinal. El conducto es una estructura similar a un túnel que rodea la médula espinal de la columna vertebral. Para realizar un mielograma, se inyecta un medio de contraste (una tintura) en el conducto vertebral con la guía de imágenes. Por lo general, el diagnóstico por imágenes se realiza con una forma de radiografía en tiempo real (llamada fluoroscopia). También podrían necesitarse radiografías o una tomografía computada. Entonces se obtienen imágenes de su conducto vertebral.

¿Cómo me preparo para un mielograma?

  • No debe comer en la mañana de la prueba, pero sí puede beber agua u otros líquidos transparentes.

  • Si se lo indican, deje de tomar sus medicamentos usuales.

  • Coordine con alguna persona para que lo lleve a su casa.

Lo que debe decirle a la persona que le realiza el estudio

Avise a su proveedor de atención médica si se encuentra en alguna de estas circunstancias:

  • Está embarazada o sospecha que pueda estarlo.

  • Tiene problemas de sangrado.

  • Toma anticoagulantes (medicamentos que diluyen la sangre) u otros medicamentos. Pueden ser la aspirina, ciertos medicamentos antipsicóticos y antidepresivos. Es posible que deba dejar de tomarlos uno o más días antes del mielograma. 

  • Lo han operado de la espalda o le duele la parte baja de la espalda (zona lumbar).

  • Tiene algún tipo de alergia.

¿Qué ocurre durante un mielograma?

Mujer acostada boca abajo en una mesa de examen debajo de un escáner. Proveedora de atención médica, vestido con un chaleco de plomo que inclina la mesa de examen mientras observa un monitor.
Puede que la mesa de examen se incline durante la radiografía.

  • Se le pedirá que se ponga una bata de hospital.

  • Le limpiarán la parte baja de la espalda, lo cubrirán con paños y le inyectarán un medicamento para reducir la sensibilidad.

  • El médico introducirá una aguja fina, generalmente con la guía de una radiografía (fluoroscopia) en el espacio del conducto vertebral.

  • Le inyectarán un medio de contraste en el conducto vertebral. Podrían sacarle una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo.

  • Es posible que le tomen más radiografías.

  • Si requiere una tomografía computarizada, se tomará después de las radiografías.

¿Qué ocurre después de un mielograma?

  • Descanse el resto del día, tal como se lo hayan indicado.

  • No haga actividad física ni se agache por 1 o 2 días después del procedimiento, o según las indicaciones de su proveedor de atención médica.

  • Si tiene dolor de cabeza o si le indican que lo haga, acuéstese con la cabeza levantada.

  • Beba abundante cantidad de agua.

  • Su proveedor le dará los resultados de la prueba durante una cita de control.

¿Cuáles son los riesgos de un mielograma?

  • Riesgos menores de dolor, sangrado o infección en el lugar de inyección o dentro o alrededor del conducto vertebral

  • Dolor de cabeza

  • Lesión a un nervio o a la médula espinal en el lugar de inyección

  • Exposición a la radiación de la radiografía (generalmente se considera segura, de riesgo bajo)

¿Cuándo debo llamar al proveedor de atención médica?

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza que dura 2 días o más

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más, o como le indique su proveedor

  • Escalofríos

  • Dolor constante en la espalda o una sensación de hormigueo en la ingle o en las piernas

  • Cualquier otra cosa que le haya indicado el proveedor de acuerdo con su afección

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.